Mi abuelo también tenía implantes

Dr. Ángel Fernández Bustillo

Print Friendly, PDF & Email
logo Bustillo
Recuerdo que no hace tanto tiempo, todavía podía disfrutar de la compañía y del cariño de mi abuelo Julián. Su vida era una conjunción de rituales dedicados al cuidado de su salud y de recuerdos de una vida de esfuerzo y trabajo por su familia y su tierra. Julián era una gran persona, hombre de Fe y de principios, y así lo trasmitió a los que tuvimos la suerte de compartir parte de nuestra vida con él.

 

Recuerdo como después de cada comida, durante más de media hora, se entregaba al cuidado de su dentadura postiza, yo le miraba desde lejos, observando como su cara se arrugaba ante la falta de los dientes, siempre bromeaba y decía “algún día tiraré estos dientes por la ventana…”, pues bien años después Julián pudo hacer su sueño realidad, pudo reconstruir sus dientes con una dentadura fija, anclada sobre 6 implantes dentales, disfrutó de la vida hasta que nos dejó, trasmitiendo la idea de que la madurez prolongada no es sinónimo de sufrimiento, cada vez vivimos más tiempo y además lo hacemos con intensidad.

Es una de las conquistas más grandes de finales del siglo XX. La vida tiene un límite pero no tiene límites rígidos impuestos por la edad. Pensemos que se espera que el número de personas mayores de 65 años pasará de los 523 millones actuales, hasta unos 1.500 millones hacia 2050, según cálculos de Naciones Unidas. Esto significa que por primera vez en la historia, la población mayor de 65 pronto superará en número a la de niños menores de 5 años.

Existe por tanto un lógico interés en desarrollar tecnologías que faciliten el bienestar, la autonomía y la conectividad social de este amplio grupo social, al que todos esperamos llegar. Pero parece que nuestra dentadura no fue diseñada para permanecer tantos años, al menos en un porcentaje de los seres humanos. Muchos pacientes se preguntan cual puede ser la edad límite para poder colocar implantes dentales y disfrutar de nuevo de una dentadura hermosa, fija y firme. No existe esta edad límite. Personas con casi 100 años obtienen sin apenas molestias un cambio significativo en su calidad de vida y en la de su familia. Mayor edad suele implicar una mayor pérdida de hueso, sin embargo, aplicando todos los avances tecnológicos, y una gran experiencia, hemos logrado que en cualquier caso sea posible esta colocación de implantes dentales mediante injertos de hueso no agresivos, con cirugías delicadas y sencillas.

¿Qué debemos saber para elegir un buen tratamiento de implantes?

  • La edad no es un factor limitante.
  • Un estudio MÉDICO de la salud general del paciente es imprescindible, especial atención a la medicación recetada.
  • SIEMPRE es necesario un estudio 3D, mediante escáner óseo, para la valoración de la cantidad y calidad del hueso.
  • La osteoporosis no es una contraindicación absoluta para la colocación de implantes, el origen del hueso facial es diferente al de los huesos largos del organismo.
  • Hay fármacos denominados genéricamente “Bisfosfonatos” (Bonviva, Fosamax…) que pueden contraindicar un tratamiento de implantes. Es necesaria una historia MÉDICA exhaustiva.
  • Debemos recordar que la perdida de hueso dental, conlleva un envejecimiento facial precoz, que debe ser tratado conjuntamente con la reposición de los dientes, es decir, se necesita previamente UN ESTUDIO ESTÉTICO FACIAL.
  • Debemos elegir el tipo de prótesis que deseamos: fija o móvil (ambas sobre implantes dentales).
  • Grandes periodos de tiempo sin dientes, no sólo atrofian el hueso facial si no también la musculatura de la masticación y de la cara, es decir necesitamos previamente UN ESTUDIO FUNCIONAL FACIAL.
  • El número de implantes necesario para hacer su tratamiento depende de estos factores: • CANTIDAD DE HUESO • CALIDAD DEL HUESO • FACTORES DE RIESGO • EDAD • PREFERENCIAS ESTETICAS.
  • La pérdida de hueso no debe ser un factor limitante para el tratamiento, ya que las técnicas regenerativas, en manos expertas son muy predecibles, ahora bien, es un deber ético buscar el tratamiento más eficiente para nuestros pacientes, es decir, el menor sufrimiento con el menor coste.
  • Existen diferentes diseños y tratamientos de superficies de implantes dentales, NO TODOS LOS IMPLANTES DENTALES SON IGUALES. Solicite información acerca del respaldo científico de los productos médicos que le van a implantar.
  • El presupuesto es una parte importante del tratamiento, conocer la calidad de los diferentes elementos del tratamiento (implantes y prótesis), puede hacer caro lo barato y viceversa.

Para finalizar, recordar que existen lesiones asociadas al roce de las dentaduras, que tienen una probabilidad alta de malignizarse, nunca las ignore y consulte al especialista. Sin embargo, puede que usted sea un paciente portador de prótesis removible (dentadura postiza) desde hace muchos años y su vida sea excelente, recuerde: usted no necesita implantes.