Paperas

Dra. Isabel Ezpeleta Iturralde . Médico residente de Medicina Familiar y Comunitaria. Especialista en Medicina Preventiva. Semergen Navarra

Print Friendly, PDF & Email
La parotiditis, más popularmente conocida con el nombre de paperas, es una enfermedad contagiosa que causa una inflamación dolorosa de una o ambas glándulas parótidas, que son las glándulas salivales mayores situadas detrás de las ramas ascendentes de la mandíbula. Dichas glándulas salivales producen la saliva, un líquido que humedece los alimentos y ayuda en la masticación y deglución. En general afecta a las glándulas exocrinas como el páncreas y glándulas salivares.

Por lo general, la enfermedad produce inmunidad de por vida, por lo que puede ser prevenida por la administración de la vacuna triple vírica.

Clasificación

La Parotiditis aguda pueden ser:

  • Primarias: En este grupo se incluye fundamentalmente la parotiditis epidémica o paperas, enfermedad contagiosa (infecciosa o transmisible, por gotitas) producida por un virus de la familia de los paramixovirus. Ataca preferentemente a niños de 5 a 16 años de edad, y se caracteriza por el aumento de tamaño de las glándulas salivales, casi siempre de las parótidas, que se ubican a ambos lados de las ramas ascendentes de la mandíbula. En los adultos y jóvenes puede extenderse a los testículos u ovarios. Los testiculos pueden duplicar su tamaño.
  • Secundarias: Suelen ser bacterianas y en general suelen aparecer en pacientes con algún tipo de estado de inmunosupresión.

Causas, incidencia y factores de riesgo

Las paperas son causadas por un virus que se transmite de persona a persona por medio de las gotitas de la respiración (por ejemplo, cuando uno tose o estornuda) o por contacto directo con artículos que han sido contaminados con saliva infectada.

Las paperas se presentan más comúnmente en niños entre los 2 y 12 años que no han sido vacunados contra la enfermedad. Sin embargo, la infección puede ocurrir a cualquier edad. Actualmente su incidencia aumenta a finales del invierno y durante la primavera en climas templados, en particular entre instituciones de acogida colectiva de niños, como las guarderías. El tiempo que transcurre entre la exposición al virus y el momento de resultar enfermo (período de incubación) generalmente es de 12 a 24 días, siendo más contagiosa unos 4 días antes de la inflamación visible de las parótidas.

La vacunación ha eliminado prácticamente las formas de la infancia y, paradójicamente, ha aumentado el número de casos en adultos jóvenes que a menudo reciben la vacunación de manera incompleta (sin la dosis de recuerdo), pero a veces por administración incorrecta. Las paperas también pueden infectar el sistema nervioso central, el páncreas y los testículos.

Síntomas

Los síntomas son dolor facial, fiebre, dolor de cabeza, dolor de garganta, inflamación de las glándulas parótidas (las glándulas salivales más grandes, localizadas entre el oído y la mandíbula) y la inflamación de las sienes o mandíbula (área temporomandibular).

Otros síntomas de esta enfermedad que pueden ocurrir en los hombres: Tumor testicular, dolor testicular e inflamación del escroto.

Diagnóstico

Básicamente el diagnóstico se establece mediante los síntomas y signos que son característicos. El médico piensa en una parotiditis cuando una persona tiene las glándulas salivales inflamadas. El diagnóstico es muy probable si esto sucede durante una epidemia de esta enfermedad. En otros momentos es posible que se necesite realizar algún análisis para descartar otras causas posibles. Los análisis de laboratorio pueden identificar el virus de la parotiditis y sus anticuerpos, pero rara vez son necesarios para llegar al diagnóstico. Se puede encontrar con frecuencia elevación de la amilasa en sangre.

Tratamiento

No hay tratamiento específico para las paperas. Se basa únicamente en la mejora de los síntomas. Entre las medidas generales, es necesario aislar al enfermo, para evitar mayor incidencia de casos, reposo durante el periodo febril y proporcionar a la persona afectada medicamentos para disminuir la sintomatología. Por ejemplo, la aplicación de compresas frías o calientes en el área del cuello y el uso de paracetamol pueden ayudar a aliviar el dolor. No se debe dar aspirina a los niños con una enfermedad viral debido al riesgo del síndrome de Reye.

Los síntomas también se pueden aliviar con líquidos adicionales, alimentos blandos y gárgaras con agua tibia con sal.

Los casos que requieren principal cuidado y vigilancia son los siguientes:

  1. En caso de meningitis (Urliana), únicamente se emplea tratamiento sintomático. Al ser ésta una meningitis aséptica, los antibióticos no ofrecen mayor ventaja. Es necesario monitorizar las funciones vitales, prevenir el edema cerebral y mantener la vía áerea permeable.
  2. En la orquitis debe suspenderse el escroto sobre un aditamento (suspensorio) de manera que los testículos no estén colgando. En los casos que cursen con dolor muy intenso, se puede emplear codeína o petidina, o un bloqueo local con procaína inyectada en el cordón espermático. En ciertas situaciones incide sobre la túnica del saco escrotal para mejorar el edema y el dolor.
  3. En la pancreatitis se recomienda vigilancia estrecha de las constantes vitales, mantenimiento del equilibrio ácido-base y la hidratación parenteral, aunada al ayuno. En el caso de la parotiditis infecciosa, las medidas preventivas están destinadas a los adolescentes para evitar las complicaciones testiculares, y a los niños desnutridos y susceptibles.

Expectativas (pronóstico)

La enfermedad suele durar dos semanas; rara vez excede este tiempo, después de lo cual los pacientes generalmente se recuperan, incluso si hay otros órganos comprometidos.. Después de la enfermedad, el paciente tiene inmunidad de por vida contra las paperas.

Complicaciones

La parotiditis puede afectar a otras glándulas del cuerpo, el sistema nervioso central y los testículos. Las complicaciones más frecuentes son la meningitis (produce somnolencia, rigidez de cuello y dolor de cabeza) y la inflamación testicular que puede llevar a la infertilidad. Otra complicación severa es la pancreatitis, la cual se manifiesta por dolor abdominal superior intenso e intolerancia a la vía oral.

Situaciones que requieren asistencia médica

Llame al médico si usted o su hijo presentan paperas y:

  • Enrojecimiento de los ojos
  • Somnolencia persistente
  • Vómito o dolor abdominal persistente
  • Dolor de cabeza intenso
  • Dolor o un tumor en los testículos

Acuda al servicio de urgencias o llame al número local de emergencias (112) si se presentan convulsiones.

Prevención

La vacuna triple vírica protege contra el sarampión, las paperas y la rubéola, y se debe aplicar según el calendario de Navarra a los niños de 15 meses de edad y se aplica de nuevo a los 3 años.

Los brotes recientes de paperas han reforzado la importancia de vacunar a todos los niños.