Tengo un estoma, ¿qué es esto?, ¿qué hago ahora? Taller para pacientes ostomizados

Bueno Fenero, Sara; Diarte Abenia, M.Carmen; Sanz Plumed, Ana Victoria.; Sisamón Gil, Rosa; Soler Lanzuela, Francisco. Enfermeros Unidad Cirugía General. Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa

Print Friendly, PDF & Email
Un estoma es un orificio que se hace en el abdomen por el cual salen los productos de deshecho del organismo (heces, gases /orina), que antes salían por el orificio natural y que por lo tanto, precisará de un dispositivo o bolsa que las recoja.

El estoma es de color rosáceo, de aspecto húmedo, no tiene terminaciones nerviosas, así que no duele. Lo que observamos no es la piel, sino la parte interna del intestino. Está sujeto a la piel mediante puntos quirúrgicos, que se retiran con el tiempo. No se tiene control sobre el estoma como se tiene sobre el ano o el esfínter urinario, con lo cual hay que utilizar bolsas pegadas a la piel para recoger las heces u orina.
El estoma puede estar en distintos lugares del abdomen según la operación. Por lo general pueden estar en la parte derecha (si lo que se aboca a la piel es el intestino delgado: ileostomía), o en la parte izquierda (intestino grueso: colostomía). También pueden ser temporales, si es posible la reconstrucción del intestino en un tiempo, o definitivos.
La patología intestinal que requiere la realización de un estoma es variada: enfermedad inflamatoria intestinal, tumores intestinales, tumores de la vejiga o las vías urinarias, traumatismos abdominales…
Las personas afectadas deben de aprender a cuidar su estoma, no como una herida que haya que curar todos los días, sino integrarlo como parte de su higiene diaria y lograr autonomía para ello.
Pero, para la mayoría de las personas, la colocación de una “bolsa” supone un cambio muy importante en su vida, a la vez que una experiencia dramática. Aparece además en un momento vital en el que la persona se encuentra afrontando un diagnóstico de una enfermedad severa, lo que dificulta a veces la aceptación de esa nueva realidad.
Es objetivo prioritario de los profesionales sanitarios promover la salud, higiene y el bienestar del paciente, colaborar con ellos para hacer esta situación más llevadera, para hacerles ver que no es tan difícil convivir con un estoma.

Reforzar la formación práctica y teórica

Durante el ingreso hospitalario los pacientes y familiares reciben información sobre el cuidado del estoma por parte de enfermería de la planta y del enfermero estomaterapeuta, a la vez que apoyo emocional. Pero en el día a día del postoperatorio inmediato hay otras prioridades que les preocupan, como el dolor, la herida quirúrgica, los goteros y sondas, etc, y cuando se acerca la fecha del alta, surgen las dudas, “tengo un estoma, ¿qué es esto?, ¿qué hago ahora?”
En el año 2011, un grupo de enfermeros de la planta de cirugía general del Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa, nos planteamos la necesidad de reforzar la formación recibida por los pacientes ostomizados en nuestra unidad. Tras analizar conjuntamente con los pacientes, a través de encuestas y entrevistas las necesidades percibidas, se confirmó que en su mayoría demandaban una mayor formación práctica y teórica.
En primer lugar se elaboró un folleto informativo, con información básica y explicaciones claras y sencillas, sobre autocuidados del paciente ostomizado.
http://10.35.208.91:16080/documents/
10180/8396828/FOLLETOOSTOMIAS241012.versión%20ok.pdf
Posteriormente, en el año 2013, y en colaboración con el enfermero estomaterapeuta, se decidió ampliar la información individual con la organización de un taller grupal, para dar a conocer tanto a pacientes, como a familiares los cuidados y el manejo de las ostomías.
Estos talleres se pusieron en marcha en junio de 2014, y se imparten en la actualidad, obteniendo una excelente acogida por parte de la población diana: pacientes ostomizados en nuestro hospital y sus familiares.
En estas sesiones se tratan varios temas: qué es un estoma, con qué tipos de dispositivos contamos, cómo y cada cuanto hay que realizar el cambio de bolsa, higiene, alimentación, posibles complicaciones que hay que tener en cuenta, adaptación a la nueva situación para volver a su rutina diaria, etc… Se desarrollan en un aula del Hospital Clínico, en un entorno amigable y distendido, lejos de las prisas y el trabajo diario de la planta.
Participan personas de todas las edades, con diferente grado de aceptación de la enfermedad, que se encuentran en diferentes momentos en su proceso… y se empatiza con otras situaciones a veces similares, a veces muy diferentes, lo que resulta muy enriquecedor incluso como terapia grupal.
La sesión se inicia con una rueda de presentación en la que cada participante define su situación y sus expectativas. Esta introducción resulta fundamental pues en ella se comparten dudas, miedos, expectativas, experiencias, preocupaciones, soluciones…

Dispositivos que existen en el mercado

Continua con una parte teórica donde se explica qué es un estoma, como hay que realizar la higiene y cuidados de éste y las posibles complicaciones que pueden aparecer y que hay que tener en cuenta.
La parte esencial de las sesiones y la de mayor demanda, es la parte práctica en la que mostramos las diferentes bolsas y accesorios, en ella los asistentes pueden conocer, comparar y tocar los dispositivos que existen en el mercado. También practican la colocación de las bolsas y resuelven dudas.
En la parte final del taller se habla de la alimentación y estilos de vida saludables, incidiendo en que el estoma no es un impedimento, sino la solución a un problema grave. Se les anima a que miren hacia delante y observen como, poco a poco, van a ver como su vida se normaliza, volviendo a realizar las actividades que hacían anteriormente, como viajar, hacer deporte, estar con familiares y amigos.
Al final de la sesión se entrega el folleto elaborado por nuestro grupo, en el que se puede encontrar el resumen teórico de la sesión para consultarlo en casa y además contiene información de contacto.
Se trata de grupos de unas 6-8 personas (máximo 10), con el objetivo de que el ambiente creado sea íntimo y propicio a la participación y buena acogida por parte de todos.
Estas sesiones se realizan con una periodicidad mensual el primer martes de cada mes, a las 15:30h, con una duración aproximada de 2h.
Las encuestas de satisfacción realizadas a los pacientes tras su participación en el taller han dado resultados muy positivos.
Actualmente el objetivo es difundir la información e invitar al taller no sólo a personas recién ostomizadas, sino que acudan también una vez dados de alta hospitalaria, para resolver esas nuevas dudas que van surgiendo en el día a día de esta nueva etapa.

Para más información y sugerencias, o si desean participar en el taller, pueden ponerse en contacto con nosotros a través del correo tallerostomizado@salud.aragon.es