Verruga plantar

Jaione Fernández García. Enfermera de Pediatría del Centro de Salud de Ancín

Print Friendly, PDF & Email
Las verrugas plantares son una de las enfermedades de los tejidos blandos del pie de origen viral, caracterizadas por un pequeño crecimiento de la piel, en ocasiones dolorosas o pudiendo cursar asintomáticas.

Las verrugas pueden desarrollarse en cualquier parte del pie, pero normalmente aparecen en la parte inferior del pie (planta), y técnicamente solo a estas se les puede llamar verrugas plantares.
Las verrugas plantares se presentan con mayor presencia en los niños, adolescentes y ancianos.
Su apariencia es parecida a una coliflor (existiendo diferentes tamaños) en la cual aparecen normalmente puntos negros que al deslaminar pueden producir sangrado.

Diagnóstico diferencial

La mayoría de las verrugas no son perjudiciales, aunque algunas pueden ser dolorosas. A menudo se confunden con callos o durezas producidas por el roce del calzado.

Causas

La casi totalidad de las verrugas plantares son causadas por el contacto directo con el virus del papiloma humano (VPH). Este es el mismo virus que causa las verrugas en otras áreas del cuerpo.
Síntomas
El síntoma característico de las verrugas plantares es un dolor punzante a la presión lateral, que puede presentarse también en la marcha o al estar de pie..
La piel está mas gruesa, por eso en ocasiones se asemeja a una callosidad debido a su tejido duro y grueso, siendo este su principal diagnóstico diferencial.
A menudo aparecen pequeños puntos negros en la superficie de la verruga. Los puntos son realmente sangre seca contenida en los vasos capilares .

Prevención

• Evitar andar descalzo.
• Cambiarse de calcetines y calzado a diario.
• Buena higiene de los pies, y evitar tenerlos húmedos.
• Buena hidratación de los pies.
• Evitar el contacto directo con otras verrugas, de otras personas o de otras partes del cuerpo.
• No ignorar la aparición de bultos o cambios en la piel.

Tratamiento

Aunque las verrugas plantares eventualmente pueden desaparecer solas, la mayoría de los pacientes desean un alivio más rápido. El objetivo del tratamiento es eliminar completamente la verruga.
Para extirpar la verruga, se pueden usar métodos tópicos u orales, terapia láser, crioterapia (congelación), o cirugía.
• Medicina exfoliante/ácido salicílico). Estos funcionan quitando las capas de la verruga poco a poco, también pueden estimular la capacidad del sistema inmunitario de combatir las verrugas.
• Crioterapia: Consiste en la aplicación de nitrógeno líquido mediante el uso de un hisopo, consiguiendo así quemar la verruga y que se vaya eliminando poco a poco. El tratamiento se debe repetir cada 1-2 semanas hasta eliminarla por completo.
• Cirugía menor: Consiste en extirpar la verruga, se realiza con anestesia y después se sutura. Dado que conlleva el riesgo de dejar cicatrices, este método no se utiliza amenos que otros no hayan sido efectivos.
• Tratamiento con láser: El tratamiento con láser de colorante pulsado quema (cauteriza) los pequeños vasos sanguíneos cerrados. Con el tiempo el tejido infectado muere y la verruga se cae. Este método requiere que el tratamiento se repita cada tres a cuatro semanas. La evidencia de la eficacia de este método es limitada, y puede causar dolor y , posiblemente, cicatrices.