Me duele la espalda, los huesos, las articulaciones, ¿voy al reumatólogo?

Ricardo Gutiérrez Polo. Médico Reumatólogo

Print Friendly, PDF & Email
El “reuma” o los síntomas reumáticos son muy frecuentes en la población, a todas las edades, desde niños hasta personas mayores, aunque aumentan, lógicamente, con la edad.

Consisten en sentir dolor en el aparato locomotor, es decir, en áreas articulares y osteomusculares, originándose, sobre todo, en las articulaciones y alrededor de éstas (tendones y sus inserciones en el hueso, las entesis). Se puede acompañar de sensación de rigidez articular y dificultad para moverse, además de hinchazón y, en ocasiones, calor y enrojecimiento del área afecta. En definitiva, cualquier dolor corporal, bien sea en la espalda (cervical, lumbar, pelvis) o extremidades (hombros, codos, manos, rodillas, pies), de inicio espontáneo, sin un traumatismo manifiesto que lo justifique, merece ser valorado por un reumatólogo.

Las causas más frecuentes son las mecánicas, bien por patología degenerativa (artrosis, tendinosis, hernia discal) o por sobrecarga funcional, por el uso continuado y repetitivo, muchas veces en condiciones o posturas inadecuadas, agravado por falta de preparación física. Por eso, el paciente mismo es clave en el tratamiento y prevención, mantener buena higiene postural y realizar ejercicio adecuado y regular, desde la infancia y a lo largo de nuestra vida.

Otras enfermedades que tratamos en Reumatología son: las artritis (reumatoide, psoriásica, por ácido úrico o gota, infecciosas, tumorales, etc), la osteoporosis, la fibromialgia y las sistémicas autoinmunes (lupus, esclerodermia, síndrome seco, etc). Para todas ellas, disponemos, actualmente, de múltiples consejos y tratamientos.