¿Qué es una espirometría?

Dra. Sandra García Sáez y Dr. Joaquín Cegoñino de Sus. FEA Neumología. Hospital San Jorge. Huesca. Dr. Daniel Andrés García. FEA Medicina Interna. Hospital San Jorge

Print Friendly, PDF & Email
La espirometría es la exploración funcional respiratoria más útil y más difundida con diferencia. Los parámetros con mayor relevancia clínica son la capacidad vital forzada (FVC) y el volumen espiratorio forzado en el primer segundo (FEV1), como la relación entre ellos (FEV1/FVC).

¿Qué debe hacer antes de realizar la espirometría?

Para no alterar los resultados de la prueba, es muy importante que no fume en la dos horas previas al estudio y que suspenda los broncodilatadores al menos doce horas antes de la exploración.

¿Cómo se realiza?

El personal sanitario le colocará una pinza en la nariz y el espirómetro en la boca, y le pedirá que realice las siguientes maniobras: llenar el pecho de aire al máximo y que después sople fuerte y de forma continua hasta expulsar todo el aire. El aire expulsado en el primer segundo (FEV1) nos indica el grado de obstrucción, mientras que la cantidad de aire expulsado desde la inspiración máxima hasta la espiración máxima se conoce como capacida vital forzada (FVC).

¿Cuándo está indicada la espirometría?

Las principales indicaciones son diagnosticar enfermedades respiratorias, determinar la gravedad, estimar el pronóstico de la enfermedad asi como monitorización de la respuesta al tratamiento.
La alteración obstructiva en la espirometría, que se define como cociente FEV1/FVC menor de 70%, es el trastono que encontramos de forma más frecuente y suele estar causado por uno o varios de estos factores:
• Obstrucción de las vías aéreas por broncoespasmo o por inflamación de la mucosa bronquial.
• Oclusión de las vías aéreas por ocupación, ya sea mucosidad, cuerpo extraño o tumor.
• Destrucción del tejido pulmonar, como el que se observa en el enfisema.
• Compresión externa de las vías aéreas por tumores o masas.
La espirometría es el procedimiento imprescindible para el diagnóstico de EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica) y tiene capacidad pronóstica en todos los estadios de esta enfermedad. Esta prueba también resulta muy útil para enfermedades tan frecuentes como el asma bronquial, así como trastornos restrictivos subclínicos.

¿Quién debe realizarse una espirometría?

Se recomienda realizar una espirometría a todos los pacientes fumadores mayores de 40 años aunque no tenga síntomas así como a cualquier paciente que presente clínica de tos, disnea o sibilancias.